EXPOSICIONES ANTERIORES

      Pasión por el Egipto faraónico. 200 años de coleccionismo en el Museo Egipcio de Barcelona

      En el marco del 25º Aniversario de la Fundación Arqueológica Clos, la exposición Pasión por el Egipto Faraónico. 200 años de coleccionismo en el Museo Egipcio de Barcelona quiso rendir homenaje a los fondos de la colección permanente del Museo Egipcio de Barcelona y a los documentos custodiados en la Biblioteca Jordi Clos Llombart.

      Gracias al seguimiento riguroso de las piezas del Museu a fin de reconstruir su historia más reciente, esta exposición mostró al público la universalidad del interés por el antiguo Egipto a partir de la experiencia y el patrimonio de la propia entidad. Algunas de las piezas expuestas acumulaban doscientos años de recorrido en el mundo del coleccionismo, pasando de mano en mano hasta incorporarse a los fondos permanentes del Museo Egipcio de Barcelona. El resultado fue una exposición que permitía al visitante descubrir medio centenar de coleccionistas privados, varios museos y algunos de los anticuarios y casas de subhastas de más prestigio y tradición.

      Personajes desconocidos por el gran público, alternados con otros más mediáticos, como Rodolfo Valentino, Terenci Moix, Lord Carnarvon o la familia de Winston Churcill, estuvieron vinculados de uno u otro modo a las piezas exhibidas en esta muestra. Algunas procedentes de instituciones egiptológicas tan emblemáticas como el Pitt Rivers Museum de la Universidad de Oxford o el Museum of Fine Arts de Boston, así como excéntricos personajes de principios del siglo XIX que no dejan de fascinarnos dada su extravagante personalidad pública. Asimismo, la exposición incluyó una presentación visual donde se recogían los momentos más importantes de la vertiente coleccionista de Jordi Clos, a merced de una selección de obras que, año tras año, ingresan en nuestros fondos, mostrando hasta qué punto de una pasión personal puede nacer uno de los museos más emblemáticos de la ciudad de Barcelona.

      Osiris, dios de Egipto

      Formada por piezas hasta entonces inéditas de la colección de la Fundación Arqueológica Clos, esta exposición permitía al visitante adentrarse en la figura de Osiris y profundizar en la vertiente mitológica y ritual de este primigenio rey de Egipto, justo y sabio como ningún otro. Estatuas, amuletos, estelas, ushebtis y cetros formaron parte de la colección de piezas que conformaban la muestra, entre las que destacó un sarcófago de madera de época ptolemaica (siglo III aC) de recién adquisición.

      Animales Sagrados del antiguo Egipto

      A través de objetos que forman parte de la colección del Museo Egipcio de Barcelona se pueden conocer muchos de los aspectos de la relación que los antiguos egipcios establecieron con las especies que configuraron el universo animal de su entorno más inmediato. Además de su utilización como recurso económico, mascota o presa de caza, los animales se encuentran presentes en numerosas manifestaciones culturales del Egipto faraónico. Así, son muchos los signos jeroglíficos que muestran animales; otros, fueron reproducidos en objetos de uso cosmético y también en mobiliario; y aún otros devinieron actores, tal y como si fueran seres humanos, en composiciones de carácter satírico. Ahora bien, fue en el ámbito religiosos donde el protagonismo de los animales tomó más notoriedad que en cualquier otra civilización antigua. Por razones diversas, la mayor parte de especies conocidas por los egipcios fueron asociadas a una divinidad concreta. Mamíferos, insectos, aves, peces o reptiles sirvieron de modelo en el diseño de imágenes divinas, ya fuese en la totalidad de su cuerpo o partes de ellos. Incluso llegaron a ser momificados afín de que sus restos sirvieran de soporte físico al alma inmortal de los dioses. Uno de los apartados sin duda más atractivo y nuevo de la exposición es la presentación de los resultados obtenidos a partir de las tomografías realizadas a las seis momias de animales conservadas en el Museo Egipcio.

      Colección permanente

      En pleno centro de la ciudad, las instalaciones actuales del Museo Egipcio de Barcelona disponen de más de 2.000 m2 distribuidos en diferentes ámbitos.

Mostrar más exposiciones

Este sitio web utiliza cookies. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información .